¿Debe incrementarse la velocidad máxima permitida en la Ronda Norte?

Los últimos tramos de la Ronda Norte hacia su final en la Avda. de Cataluña forman una calle de circunvalación que tiene limitada la velocidad máxima a 50 km/hora. Sin embargo, y como hemos podido comprobar con nuestro medidor de velocidad y con nuestra simple observación a ojo, por esos tramos de la Ronda se conduce habitualmente a velocidades sensiblemente superiores, que llegan a alcanzar los 90 y los 100 km/hora en ocasiones. Hay quienes consideran que, por su emplazamiento y trazado, la Ronda Norte debería ver incrementada hasta unos 60 km/hora la velocidad máxima legal, para adecuarse, así, a las velocidades reales de dicha vía.

Nosotros no estamos seguros de que sea necesario incrementar esa velocidad máxima permitida en la Ronda Norte. Si con una velocidad máxima legal, a fecha de hoy, de 50 km/hora algunos vehículos ya circulan a 70, a 80 o incluso a 100 km/h., ¿qué ocurriría si se incrementase esa velocidad legal hasta los 60 km/h? Probablemente los coches y motos correrían aún un poco más.

Creemos, también, que dadas esas velocidades reales tan altas a las que se circula por la Ronda Norte actualmente, esa vía queda prácticamente inutilizada para ser usada también por los ciclistas: recuérdese que en varios tramos de la Ronda Norte hay unos carriles laterales segregados por un bordillo que podrían servir como carril-bici si se instalaran bolardos de plástico en los accesos a esos carriles y si se reconfigurara el actual trazado de las rotondas. Haría falta también rebajar las velocidades máximas reales a 50 km/hora mediante semáforos de velocidad (que cambian a rojo cuando se supera esa velocidad) y badenes (“guardias tumbados”) justo antes de acceder a las rotondas y justo después de salir de las rotondas. De ese modo se conseguiría:

– reducir las velocidades máximas a su límite legal.
– posibilitar que los ciclistas usaran los carriles laterales segregados como carriles bici.
– hacer más seguras las rotondas.
– reducir la contaminación acústica (el ruido) en la zona.
– que los motorizados que acceden a calles transversales a la Ronda Norte (por ej., a la Avda. Alfahuir) lo hicieran a velocidades también moderadas.

Calmar el tráfico y compartir la vía también con los ciclistas es la mejor solución, eliminando la actual acera-bici que también discurre por esos tramos.

Masa Crítica

Nos interesa que se pacifique el tráfico de Valencia. Queremos ser, como ciclistas, usuarios de pleno derecho de la calzada. Reclamamos que se reduzcan las velocidades máximas habituales y que se establezcan más ciclocalles 30 por toda la ciudad. Exigimos que las autoridades (empezando por las locales) tomen medidas serias y definitivas para hacer cumplir los límites de velocidad. Por eso, este viernes participaremos en la Masa Crítica de Valencia.

Viernes, 2 de noviembre de 2012. 19:30 horas. Plaza de la Virgen (Valencia).